jueves, 9 de febrero de 2012

EL MITO MESOAMERICANO


EL MITO

MESOAMERICANO



Karla Cisneros Rodríguez
Maestra Ireri Ortiz Silva
Arte Prehispánico



El mito mesoamericano.


El mito, una ventana hacia la mente del hombre prehispánico.  Gracias a los hallazgos que se han encontrado de códices y expresiones artísticas, nos damos la idea de lo que era su cosmovisión, su forma de interpretar la vida.
Una fuerte necesidad de explicar, por medio de intervenciones divinas, el por qué de las cosas. Por qué es que el universo existe, quién lo creó y quién lo dirigía en lo que era su vida cotidiana.
Tomar el mito de alguna de éstas culturas, es intentar adentrarnos al corazón mismo de éstas, la base de toda una ideología religiosa y sumamente importante para ellos. Un apoyo firme con el cuál encontraban la razón por la que estaban aquí.

Un rasgo común en las culturas de Mesoamérica, es su propia explicación acerca del origen mismo del hombre; teniendo a dioses creadores como Quetzalcóatl en los nahuas o la creencia de que el hombre fue creado de maíz, como es el caso de los mayas-quichés, dando la idea de que el hombre viene prácticamente de la tierra misma, siendo un hijo del maíz.
Esto denota la importancia que le tenían al maíz, creando también mitos acerca del origen de éste regalo del suelo; algo aún más importante que el oro mismo, un elemento que lleva la vida para ellos entre sus granos. Todo aquello que proviniera de la naturaleza, era apreciado por ellos ya que era un obsequio de sus dioses. Pero también podría ser un castigo, tal vez como ejemplo algún cambio brusco en el clima, provocado sequías.
Algo también característico de éstas culturas era su preocupación por la medición del tiempo, llegando a calendarizarlo y dividiéndolo en edades cósmicas o soles, como bien se muestra en la Piedra de los Cinco Soles, que también podían asociarse con los puntos cardinales. Éstas divisiones que se hacían representaban momentos memorables, ya sea buenos o malos, y dependiendo a los tiempos se hacía presencia de uno o varios dioses.
Todo con cálculos matemáticos muy rigurosos y, se podría decir, divinos. Utilizando ésta palabra ya que los nahuas y mayas tenían la idea de que el calendario era de originado por alguna divinidad, como Oxomoco, Cipactónal y Quetzalcóatl; o bien Itzamná respectivamente.


Con su base a modo de contar el número 20, los números estaban dentro de lo mágico-divino también, explicando así la gran cantidad de veces que éstas culturas introducen al número en su vida espiritual, notándose principalmente en el sistema de sus calendarios.
También los mitos dieron pie a lo que fue el establecimiento de un gobierno o poder, afincando así la cultura misma. Los mitos formaban la cosmovisión y religiosidad de la cultura y esto provocaba una consolidación de las clases sociales, jerarquizando así a ciertos habitantes dándoles ya un poder.
¿Qué podríamos decir de éstas culturas? Principalmente, que su andar por la vida se remontaba a todo lo que les proporcionaban sus dioses, por ello hay muchas representaciones, sacrificios u ofrendas hacia ellos, siendo así agradecidos por las riquezas del suelo, la naturaleza de los números, la división de los tiempos y demás facilidades que les otorgaban sus creadores. Dando gracias a su creación y cuidado.















Referencias


León-Portilla, Miguel
Los Antiguos Mexicanos, a través de sus crónicas y cantares
Editorial Fondo de Cultura Económica, México, 2009.

León-Portilla, Miguel
Mito de los orígenes en Mesoamérica
Vol. X, No. 56, pp 20-27, Revista de Arqueología Mexicana
México, 2002.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada